olores corporativos

¿Qué son los olores corporativos? Todo lo que debes saber acerca de ésta estrategia comercial

Entre las actuales estrategias de posicionamiento de marca por calidad y servicio, el scent marketing está demostrando unos excelentes resultados a través de una eficiente estimulación sensorial coherente con la comunicación que se desea trasmitir a través de originales y personalizados olores corporativos.

Está plenamente probado que los olores influyen intensamente en el concepto que trasmitimos, tanto a nivel personal, como en el hogar o a nivel empresarial, generando una determinada opinión que impactará positivamente cuando la sensación es muy agradable.

El impacto que un determinado olor genera en nuestra memoria y que ésta asociará posteriormente a un grato estímulo, hace que conectemos emocionalmente con un determinado lugar, persona o conjuntos de recuerdos, conformando la esencia básica de la que parten los olores corporativos dentro del marketing aromático.

Por éste motivo, el marketing olfativo se ha convertido en una poderosa estrategia a la hora de posicionar y hacer crecer todo tipo de marcas, trasmitiendo de una forma sutil e invisible sensaciones de confort, y satisfacción, que generan una conexión emocional única, ayudando a potenciar la productividad en las plantillas, y a incrementar la satisfacción de clientes y visitantes en todo tipo de sectores de actividad productiva.

Bases del marketing olfativo

Tanto los olores corporativos como el marketing aromático, parten de la comprobación científica demostrada, de que el olfato en comparación con otros sentidos es aproximadamente unas diez mil veces más sensible, y genera una respuesta inmediata al reconocimiento de estímulos olfativos que conectan con el recuerdo y reconocimiento de lugares, y personas relacionadas con cada tipo de olor.

Las sensaciones olfativas recogidas en un entorno, recorren de forma inconsciente los puntos en los que se alojan los centros más primitivos de nuestro cerebro, o estructuras de sistema límbico,  estimulando la memoria y las emociones, hasta llegar a los centros avanzados en dónde se generan los pensamientos conscientes, oportunidad que aprovecha el marketing olfativo como una potente y novedosa vía de comunicación, más efectiva e inmediata que la generada por las sensaciones visuales y auditivas.

De ésta forma los olores corporativos hacen que los usuarios de un determinado espacio, o los consumidores de una determinada firma, identifiquen a través de un aroma específico una marca concreta.

Pero esto no es todo, porque está comprobado que la percepción de un aroma agradable estimula a los individuos a la acción, mejorando la productividad empresarial al generar un agradable ambiente de trabajo, y aumentando el volumen de las ventas por parte de los consumidores que se sienten inconscientemente atraídos a comprar.

olores corporativos

Esta es la razón por la que muchas de las grandes compañías en todo tipo de sectores de actividad hayan incorporado el aromarketing, asociando las fragancias corporativas a los mensajes que desean trasmitir y consiguiendo con ello expandir aún más su marca y su volumen de negocio, entre ellas Disney que utiliza desde hace más de una década el olor a palomitas para incitar al consumo inmediato de estos snaks, o Starbucks cuyo olor a café recién hecho resulta irresistible casi desde fuera de sus locales.

Inditex es otro buen ejemplo de utilización de olores corporativos en todas sus firmas, de tal forma que sus artículos y prendas fuera del establecimiento, resultan reconocibles por un determinado olor.

Pero no sólo las grandes compañías privadas utilizan el marketing aromático, porque también muchos sectores de la administración pública, ayuntamientos, colegios, centros médicos y hospitales, también utilizan olores corporativos con diferentes objetivos.

Déjanos crear para ti una exclusiva fragancia corporativa, contactando sin compromiso.

Olores y recuerdos

Dentro de la memoria olfativa, existen olores o aromas que pertenecen exclusivamente al recuerdo individual, evocando momentos anteriores placenteros o poco agradables, en una respuesta instantánea e irracional, que nos lleva a revivir momentos de la infancia, unas vacaciones especiales, o la presencia de un nuevo bebé en la familia.

Olores que nuestra mente archivó y que habitualmente están asociados a emociones primarias como el amor, o el deseo, que harán que mientras unos individuos hayan percibido como positivo un olor asociado a una experiencia placentera, para otras personas ese olor es rechazado.

Pero además de los olores que agradan de forma personal, existen otros categorizados positivamente por nuestro entorno cultural, que sin embargo son rechazados por otras sociedades, como podría ser el olor de determinadas las diferentes cocinas del mundo, concepto genérico que supone una variable muy presente a la hora de planificar cualquier acción de marketing olfativo.

No obstante el intercambio entre culturas ha hecho que reeduquemos el olfato con nuevos olores, como es el caso de la introducción de especias para repostería como canela y vainilla, utilizadas en fragancias exóticas que también conectan con la sensación de hogar.

Todas estas cuestiones son decisivas a la hora de trabajar en marketing olfativo diseñando perfumes bespoke, en los que es esencial provocar un universo de sensaciones muy placenteras en el cliente potencial.

El marketing aromático, obtiene las claves para crear perfumes que estimulan sensaciones muy agradables a nivel colectivo partiendo de las bases utilizadas en aromacología, como ciencia que investiga los diferentes impactos psicológicos que poseen los diferentes tipos de aromas en las personas.

Cómo creamos olores corporativos

Tras un primer contacto, establecemos el diálogo con los responsables de la marca para establecer el briefing de fragancia que nos orientará sobre el tipo de ambiente a aromatizar, el tipo de público que lo integrará y las finalidades que se desean conseguir a través de los olores corporativos.

A través de una serie de ítems, se van delimitando parámetros psicográficos en los que se introducen estilos de vida, educación, y otras variables, para dar con las sensaciones aromáticas más adecuadas a cada uno de los tipos de perfil de los usuarios, dentro de las técnicas de marketing sensorial, trabajando en laboratorio una serie de muestras con posibles notas olfativas que encajen en las preferencias y el entorno corporativo hasta conseguir el odotipo perfecto que mediante una experiencia exclusiva refuerce la presencia de tu marca.

olores corporativos

Para crear los olores corporativos más exclusivos, realizamos fragancias artesanales limitadas, con esencias muy sofisticadas, que indudablemente identificarán a tu marca, proyecto o evento de forma particular y única.

Como es el caso de una esencia recientemente introducida en occidente, pero de mínima divulgación por su escasez y astronómico precio, llamada oud agarwood, únicamente utilizada por las firmas de perfumes más lujosos del mundo, procedente de un árbol del sudeste asiático cuya madera es degradada por un hongo, y que se puede sustituir por ingredientes sintéticos de gran calidad que consiguen una gran similitud con ésta inasequible, irresistible y atrayente fragancia amaderada, cuyas notas podríamos utilizar a la hora de crear aromas y fragancias en el diseño de tu olor corporativo.

Pero no terminará aquí nuestra labor, porque entre nuestras acciones de marketing olfativo empresas, también contrastaremos el impacto mediante estudios de opinión. En Pro-air, creamos un odotipo 10 para tu marca.

A través del marketing olfativo se producen olores corporativos perfectos que producen importantes cambios en la percepción que el público tiene de un determinado artículo, lugar o marca.

Los olores corporativos se pueden aplicar no sólo a espacios, sino también a objetos, consiguiendo una acción mucho más original y efectiva a través de aromas temáticos. Un olor agradable puede llegar a aumentar la valoración económica de un determinado producto por parte de los clientes.

Los perfumes brand, y olores corporativos, aumentan la popularidad de las marcas, que son reconocidas incluso para un público que no puede optar como consumidor, pero si puede trasmitir la seducción que ha experimentado a otros muchos clientes potenciales.

La memoria aromática persiste en el tiempo más allá de las experiencias y la duración de los objetos, de tal forma que los olores corporativos ligan a sus usuarios de una forma mucho más eficaz y prolongada.

Y ahora que ya sabes que los olores corporativos son una poderosa herramienta dentro de las estrategias de marketing más innovadoras y con un impacto más positivo dentro del mundo empresarial y productivo en la actualidad, no esperes más para aumentar el volumen de ventas de tu negocio, y el posicionamiento de tu marca a través de una acción que puede marcar el antes y después en la trayectoria de tu negocio o actividad empresarial.

Complementa y refuerza tu oferta de servicios o productos a través de un ambiente especial, encargando a una de las empresas de marketing olfativo el diseño de una fragancia a la medida de la personalidad de tu empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *